24.11.06

Tres Ratones Ciegos



 Three Blind Mice
John W. Ivimey - Walton Corbould



I
Tres ratones ciegos
tres ratones ciegos
se arrancaron los ojos
y se los comieron


II
Tres ratones ciegos
tres ratones ciegos
se cayeron a un pozo
nunca lo supieron


III
Tres ratones ciegos


IV
Tres



7 Comments:

Anonymous leto! said...

¿Una versión más gótica de los ratones, quizás? jajaja!

Avisales que si se comen los ojos después no hay poción mágica que se los cure...!

25.11.06  
Blogger Moebius said...

Es el problema con andar esperando que una poción mágica venga a salvarnos...

25.11.06  
Blogger nohayverguenza said...

ésta canción o ronda, por si alguien no lo sabe, es la que nos repercute en lo más hondo del cerebro a muchos: se trata de la música de "Los tres chiflados".
Estoy muy contento de haber descubierto tu blog; lo visito con asiduidad pero -perdón- es la primera vez que dejo un comentario. Hasta luego.

26.11.06  
Blogger Moebius said...

Es cierto, es la música de los tres chiflados. La canción es bastante más antigua, aunque no se sabe cuánto más antigua. Lo más probable es que date de los siglos XVII o XVIII, y se haya popularizado en el siglo XIX. Me alegro que disfrutes del blog, para eso está hecho, y no hay de qué disculparse.

26.11.06  
Blogger El Marpla said...

porque es una cancion infantil? esta pasion por lo gore en los cuentos infantiles es genial

27.11.06  
Blogger Moebius said...

Es que lo infantil suele ser asociado con la inocencia, cuando los niños no son inocentes en lo absoluto. Por lo tanto, la literatura infantil suele destilar crueldad, porque presupone que aquel que lea - o al que se le lea el cuento - entenderá el mensaje, recibirá su impacto. Los cuentos revelan tanto lo que se espera - en un discurso socialmente construido y constituido - de esos niños como futuros ciudadanos, como los límites y contradicciones del mundo en el que viven y habrán de vivir. La relación entre la moralina y la crueldad funciona como advertencia, como los es la verdadera dinámica del poder: el castigo, sí, pero sobre todo la promesa de un castigo. Esa definición del bien y el mal, y de las consecuencias de seguir a uno o a otro, nunca es - no puede serlo aunque lo quiera - absoluta. El vacío será completado por ese otro al que el mensaje está dirigido, mediante su experiencia de vida sin duda. El cuento infantil es, entonces, una primera aproximación a la experiencia estética que se desarrolla como prólogo a una vida que ya no nos brindará - y que brinda cada vez menos - espacios para la alegría.

27.11.06  
Blogger El Marpla said...

algo les debe salir mal, porque a uno siempre le caen mejor los malos:

ejemplos:

la mala de Hansel y Gretel no era la bruja, que solo tenia hambre, sino los padres guachos que se querian deshacer de sus hijos

la madrastra de Blancanieves era solo una fashion victim

la madrastra de Cenicienta solo queria lo mejor para sus hijas y no para esa bastarda que ni siquiera lavaba bien y que tenia que mantener como si fuese suya

y siguen los ejemplos

29.11.06  

Publicar un comentario

<< Home