2.12.06

Algo está podrido en Dinamarca...


Hamlet y Ofelia
Dante Gabriel Rossetti (1828 - 1882)

Ser o no ser: ése es el dilema./ Si es más noble a la mente sufrir/ los hondazos y las flechas de una suerte ultrajante/o tomar armas contra un mar de contrariedades/ y, combatiéndolas, acabar con ellas. Morir..., dormir;/nada más; y pensar que con un sueño damos fin/ a la angustia y a los mil conflictos naturales/ que son la herencia de la carne: es un final/para desear con devoción. Morir, dormir;/ dormir, tal vez soñar. Sí, el problema es/cuáles sueños serán, en ese letargo de la muerte,/ cuando nos hayamos arrojado al torbellino mortal,/ los que nos darán tregua. Es ese aspecto/ el que da tan larga vida al infortunio;/ pues, ¿quién soportaría los ultrajes y desdenes del tiempo,/ los agravios del opresor, las afrentas del soberbio,/ los pinchazos del amor desdeñado, la demora de la ley,/ las insolencias del poder y los desprecios/ que el mérito paciente recibe de la injuria,/ cuando uno mismo podría darse paz/ con un simple estilete? ¿Quién querría llevar cargas tales,/ gemir y sudar bajo el peso de una vida agobiante,/ si no fuera que el miedo al más allá de la muerte,/ la desconocida región de cuyos confines/ ningún viajero vuelve, desconcierta la voluntad/ y nos hace soportar las penas que tenemos/ en vez de lanzarnos a otras que desconocemos?/ Así, la conciencia nos hace a todos cobardes/ y así el matiz innato de resolución/ se desmaya en el tinte pálido del pensamiento,/ y las empresas de gran aliento o importancia,/ por ese reparo, se descarrilan/ y pierden el nombre de acción...

Hamlet (1600/1602)
William Shakespeare (1564 - 1616)
 

6 Comments:

Anonymous leto! said...

Creo que la cuestión es, no poder o saber,SER.

Hamlet era dubitativo en todos sus actos...
Lo que me hizo pensar si su amor por Ofelia era verdadero o no.

¿Será cuestión de encontrar un equilibrio entre Claudio y Hamlet?

3.12.06  
Blogger Moebius said...

Yo diría que todos SOMOS, inevitablemente. La cuestión es qué se hace (y qué hacen de uno), con esa existencia. Hamlet es ambivalente justamente porque, como todos, era un ser desgarrado. El hecho de que dude no hace más o menos verdaderas sus intenciones, sino que las hace radicalmente humanas. El problema es que en ese torbellino mortal que es la muerte, se va todo y se van todos: el amor, el odio, la amistad, los heroes, los antiheroes, los amantes, los asesinos. Yo creo que no puede haber un equilibrio (no me atrevería a llevar estar palabras al autor), o al menos no sé si se trata de eso. Hamlet habla de lo devastadora que puede ser la experiencia humana, y de cómo todo puede perderse irremediablemente, porque después de todo, ¿qué queda para el final sino un largo recuento de cadáveres? Nos quedan las palabras, así cuando le preguntan a Hamlet qué es lo que quiere, el dice con cierto desdén: "words, words, words".

3.12.06  
Anonymous leto! said...

Eso lo dice creo que cuando le preguntan qué está leyendo.

Y el equilibrio en la vida real lo decía porque Claudio se mandaba de una y Hamlet la dudaba todas.

3.12.06  
Blogger Moebius said...

En todo caso son dos formas diferentes de encarar la experiencia de vivir...

3.12.06  
Blogger Cesar Decanini said...

Pregunto a moebius: tenes idea de quien es la traduccion? Yo he leido muchas traducciones de este monologo, incluso en italiano, y son todas muy pero muy distintas. Lo que valoriza aun mas la potencia de un texto exepcional, pero me deja a veces insatisfecho. Por ejemplo la frase "the undiscovered country..." algunos la traducen como "la tierra desconocida de la que ningun viajero ha vuelto" que me gusta mucho mas que esta traduccion.

4.12.06  
Blogger Moebius said...

No sé de quién es la traducción, aunque es una bastante clásica. Y sí, es cierto que la parte de "the undiscovery country" suele ser mal traducida, porque lo cierto es que es muy difícil de traducir. Es literalmente "el país que no ha sido descubierto", pero eso le saca todo dramatismo.

4.12.06  

Publicar un comentario

<< Home