30.12.06

El Extranjero


Mendigo, Jean-Luc Mége

Me abrí a mí mismo a la gentil indiferencia del mundo.
El Extranjero (1942), Albert Camus (1913 – 1960)


Uno de los enigmas más insondables de 2006 es qué llevó al presidente George W. Bush, quien no tiene reparos en admitir su aversión por la lectura, a ponerse a leer la novela El extranjero, de Albert Camus.

La noticia la dejó caer el vocero presidencial, Tony Snow, apenas como un detalle trivial en el marco de las actividades no menos triviales del presidente norteamericano, durante sus vacaciones de agosto en su estancia de Crawford, Texas. Alguien le preguntó si el presidente había leído algún libro y Snow contestó que había leído El extranjero, de Camus, que lo encontró “interesante y fácil de leer” y hasta lo habían discutido brevemente.

El artículo completo, acá


2 Comments:

Blogger nohayverguenza said...

Lo que me parece más verosímil es que en el inconsciente de Bush haya quedado alguna reminiscencia del tema de The Cure "Killing an arab", basado en la citada novela, grabado en su exiguo cerebro en alguna borrachera; un parco justificativo para su obsesivo accionar en medio oriente.

1.1.07  
Blogger El Marpla said...

tal vez es mas de escuchar Rock the casbah


por lo menos ya no lee Mi amigo el corderito

2.1.07  

Publicar un comentario

<< Home