7.12.06

La Risa Ingeniosa



No hay tal cosa como un libro moral o inmoral. Los libros están bien escritos, o mal escritos. Eso es todo.
Oscar Wilde (1854 – 1900)


En La importancia de llamarse Ernesto (1895), Wilde nos introduce al mundo de la burguesía victoriana londinense a través de la ironía y de la sátira moral, pero sobre todo a través de un juego de espejos con múltiples significados. Así, desde el título se advierte la intención del autor: en inglés, The Importance of Being Earnest se refiere tanto al nombre Ernesto como a ser honrado (earnest). Esto es imposible de traducir ya que el verbo being significa ser, de ahí que lo de ser Ernesto y ser honrado se mantenga como un juego de palabras gracias a la fonética similar que resulta de su pronunciación en inglés. En todo caso, para hacerle honor al título, y aunque la rima sea desafortunada, podríamos igualar Ernesto a honesto.

Sigue acá


3 Comments:

Blogger Lorena Betta said...

¿Cómo te fue con Wilde ayer Pablo?
Me perdí escuchar la clase.

Un abrazo.
Lorena

7.12.06  
Anonymous leto! said...

¿Cómo Pablo...? ¿No eras Ernest?

7.12.06  
Blogger Moebius said...

Lorena: Bien, lo cierto es que el tiempo estaba muy constreñido por la cantidad de exposiciones que había en una misma clase. Una lástima que no nos pudimos ver para saludarnos. Será hasta el año que viene.


Leto: Ehhhhh no ese era mi hermano del campo, el cretino.

7.12.06  

Publicar un comentario

<< Home