30.1.07

El violento oficio de escribir




CARNAVAL CATE (1966)
Rodolfo Walsh (1927 – 1977)

CORRIENTES: MOMO SE MOJA LOS PIES
El señor Boschetti miró al cielo y dijo:
–Con tal que no llueva. Parecía preocupado.
–Si la luna se hace con agua –agregó–, estamos perdidos.
Desde setiembre a febrero había llovido día por medio en Corrientes. Había grandes zonas inundadas y las pérdidas eran tremendas: 90% del algodón, 60% de tabaco, 80% de arroz. Pero lo que desesperaba al señor Boschetti era la posibilidad de que las lluvias arruinaran, además, el carnaval.
El próspero comerciante en farmacia y presidente de la comparsa Ara Berá no estaba solo en esa inquietud. Lo acompañaban decenas de organizadores, centenares de comparseros, millares de espectadores. En vastos galpones crecía un mundo de figuras mitológicas de yeso y de papel maché; los talleres de electrotecnia armaban para las carrozas centenares de tubos de cristal; de las tiendas a la calle se derramaban cascadas de lentejuelas y canutillos, arroyos de strass, perlas y piedras de colores. Las modistas y bordadoras profesionales no daban abasto y legiones de madres de familia cosían hasta altas horas de la noche.
Este frenesí encontraba chica la ciudad, se extendía a Buenos Aires donde pagaba 5.000 pesos el metro de lame francés; a Brasil, de donde importaba los últimos instrumentos de percusión para las escuelas de samba, o los más ruidosos fagüeles; a Alemania, de donde viajaba un grupo electrógeno comprado especialmente para iluminar una de las carrozas.
Alentando esa fiebre, en cada casa, en cada barrio, en cada oficina pública palpitaba una conflagración que comprometía a la ciudad entera.

El texto completo, acá


 

3 Comments:

Blogger nat said...

me encanta esta crónica de walsh, siempre me gustó.
igual, para un carnaval de lo más caté, mejor decoralo con fotos de copacabana y no de ará berá... perdón, me salió el rey momo correntino que todos llevamos dentro, ja.
salud!

31.1.07  
Blogger Moebius said...

¡Cierto que esto concierne a tus pagos! Tendrían que haber sido dos fotos: una de Ara Berá y otro de Copacabana, pero bueh, salió esto. Gracias por el comentario.

31.1.07  
Anonymous Anónimo said...

Copacabana ya fué..hay otra..comparsa? que la sucede..ni se como se llama.. Ará Berá es la que perdura..como un "rayo luminoso". Lo de Walsh..es una descripción exacta de la fiesta mas democratica que vive el correntino, donde cohabitan catés - los chetos- y los poriajhú - pobres- ya qeu todos disfrutan por igual.. le guste a quien le guste.

10.6.08  

Publicar un comentario

<< Home