1.2.07

El Amor es el Diablo - Emily Dickinson



 
POEMA 37

Corazón, le olvidaremos
en esta noche tú y yo.
Tú, el calor que te prestaba.
Yo, la luz que a mí me dio.

Cuando le hayas olvidado
dímelo, que he de borrar
aprisa mis pensamientos.
Y apresura tu labor
no sea que en tu tardanza
vuelva a recordarle yo.



PEQUEÑEZ

Es cosa tan pequeña nuestro llanto;
son tan pequeña cosa los suspiros...
Sin embargo, por cosas tan pequeñas
vosotros y nosotras nos morirnos.


Emily Dickinson (1830 – 1886)

Más poemas de la autora en español y en inglés


Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous let said...

¿No parece como si los textos estuvieran sin terminar; como para que completemos nosotros lo que quiso decir con la pluma?

5.2.07  
Blogger Moebius said...

Todo arte es incompleto, porque necesita del otro para construirse y reconstruirse. ¿Qué sería de la poesía sin alguien que la leyese? ¿Qué sería de nosotros sin alguien que la escribiese?

5.2.07  

Publicar un comentario

<< Home