17.4.07

Sueños Americanos




–¿Por qué que ocurren matanzas de este tipo en Estados Unidos?

–Simplificarlo en un solo factor sería demasiado reduccionista. Pero no se puede dejar de enfocar el hecho de que viven en una sociedad absolutamente armada, en la que cualquier conflicto que estalla se viabiliza a través del uso de armas. ¿Por qué en Suiza, Suecia o España, que también son sociedades con una alta proporción de armas por habitante, no se producen esta clase de matanzas? Porque tienen un contexto menos conflictivo y con menos desigualdad social.

–¿Cuántas armas de fuego por habitante hay en esos países?

–Una cada tres o cuatro habitantes. Canadá también es un país sembrado de armas.

–¿Cómo es la situación en Argentina?

–Hay un arma cada diez o doce habitantes. El cálculo es que hay 2.250.000 armas: 1.200.000 registradas legalmente y 1.100.000 ilegales.

–¿Y en Estados Unidos?

–Tiene casi un arma por habitante: hay más de 200 millones de armas en la sociedad civil. La diferencia con España, Canadá, Suecia y Suiza es que Estados Unidos es un país con altos niveles de desigualdad social, aunque es un costado negado por nuestra derecha, que lo toma de ejemplo: tiene altos índices de pobreza, de encarcelamiento, de represión. No es tan libre como parece y sus habitantes viven encerrados con mucho miedo. En una sociedad donde hay un marco de conflictividad social y un regadero de armas, es probable que cuando se desata un conflicto se resuelva con el uso de armas de fuego. La derecha argentina vende aquí la imagen de que en Estados Unidos se respeta más el derecho a la propiedad privada, hablan de la política de Rudolph Giuliani y de la tolerancia cero. Pero esas políticas lo que buscan no es gestionar la conflictividad social a través de mecanismos institucionales, sino de reprimirla con teorías como la llamada “de las ventanas rotas”, en la que cualquier delito leve o cualquier “incivilidad” como tomar cerveza en la esquina o romper una ventana es controlada en el origen, porque sostiene que así se evita que derive en el futuro en un hecho delictivo. Ese tipo de políticas es estigmatizante: no busca gestionar la conflictividad social, sino anularla. Esa negación, que existe en Estados Unidos, genera que salga el tiro por la culata: la conflictividad reprimida finalmente estalla de forma más violenta, justamente porque tienen gran cantidad de armas en la sociedad civil.


La entrevista completa, acá


2 Comments:

Blogger El Marpla said...

Lo de la sociedad armada lo he escuchado mucho en estos dias, mas bien en estos años post Bowling for Columbine. Parece un poco reduccionista. Un loco como este no es fruto de que pueda ir y comprarse un arma. Si se saca esa conclusion de la peli de Moore, es un error. La clave esta en el miedo. El miedo esta en la gente, en todos lados, es palpable. Si miras 20 segundos de Fox News te das cuenta. Estan paranoicos. Obviamente, el hecho de conseguir un chumbo en el super no ayuda, pero si no es en el super, lo consigue en otro lado, como el tirador de Belgrano. El diagnostico tiene que ser otro.

20.4.07  
Blogger Moebius said...

Si bien siempre se corre el riesgo de llegar al reduccionismo, lo cual no es para nada inocente, sino una forma de disipar el pensamiento crítico, la cuestión de las armas no es menor. Cuando suceden estas cosas, no se elige un cuchillo o un bate de beisbol, sino algo que permite matar en proporciones importantes. La preparación de los asesinos - teniendo en cuenta el look que muestran las fotos - implica una experiencia estética: la de la liberación por medio de la muerte armada. Las armas se venden como un producto más. Ahora sí, cuando alguien mata, la culpa es del tipo. Fue su responsabilidad. En conclusión: capitalismo y esquizofrenia.

20.4.07  

Publicar un comentario

<< Home