17.7.07

El otro arcoiris

Judy tiene miedo

Por Edgardo Cozarinsky


Over the Rainbow, la canción del film que ha sido votada en Hollywood como la más importante de la historia del cine, hoy habla de otro arco iris, la insignia del orgullo gay. Stonewall, dice la leyenda oral, ocurrió porque los clientes del bar, en pleno duelo por la muerte de Judy, desataron su ira contra la irrupción de la policía. Quisiera recordar algo: al principio de su ordalía de suicidios fallidos y tratamientos psiquiátricos, Judy había sido cotidianamente drogada por la MGM para obtener una mayor intensidad de su interpretación: euforizantes con el desayuno, tranquilizantes al final de la jornada. (También Buddy Ebsen, que empezó a filmar en el papel del hombre de lata, fue reemplazado cuando el maquillaje a base de polvo de aluminio penetró en sus pulmones y lo afectó para el resto de su vida; Margaret Hamilton, como la bruja del Oeste, sufrió quemaduras de tercer grado cuando se filmó su desaparición en una nube de humo.)

El texto completo, acá

3 Comments:

Blogger nat said...

pobre judy!
hace unos años vi en hallmark un documental/ficcionalizado en dos partes (de 2 hs cada una) sobre ella y me mató.
saludos!!

17.7.07  
Blogger minoliti said...

en serio le hicieron todo eso? uau

14.8.07  
Blogger Moebius said...

En serio, y ella no fue la única. Hubo toda una generación de chicos actores a los que los drogaron, entre otras cosas para retrasar su crecimiento. Y si no mírenlo a Mickey Rooney, petiso a los 87 como a los 10.

14.8.07  

Publicar un comentario

<< Home